demencia-lewy-neurologo-sevilla

La demencia con cuerpos de lewy, ¿qué es?

Doctor, a mi marido le han diagnostico una demencia con cuerpos de lewy, ¿en qué consiste este diagnóstico?, ¿es una enfermedad de Alzheimer? El médico neurólogo de Sevilla, Román Alberca Serrano, nos cuenta de qué se trata.

La palabra demencia significa que una persona pierde memoria y al menos se altera otra función cerebral (por ejemplo, el lenguaje); esta alteración cognitiva hace perder a la persona capacidad para desarrollar las actividades cotidianas (como por ejemplo, cocinar, organizar las comidas, sacar dinero del banco, etc.).

Una demencia puede tener numerosas causas, que se pueden agrupar en tres apartados: sintomáticas, vasculares y degenerativas. Las demencias sintomáticas están causadas por alteraciones cerebrales debidas a otra enfermedad, por ejemplo, un tumor. Las vasculares se deben a las lesiones que las enfermedades cerebrovasculares causan en el cerebro, por ejemplo las trombosis arteriales.

Finalmente, las demencias degenerativas se deben a enfermedades cerebrales de causa desconocida de curso progresivo. La más común es la enfermedad de Alzheimer. La segunda en frecuencia es la demencia con cuerpos de Lewy (DCLw).

En esta última enfermedad, las neuronas de la corteza cerebral presentan estas inclusiones – los cuerpos de Lewy -que son, por otra parte, típicas de la enfermedad de Parkinson, aunque en este proceso lo que se altera inicialmente son las células de la sustancia negra en el tronco cerebral.

Desde el punto de vista clínico, lo característico de la DCLw es que sobresalen las alteraciones psicóticas, especialmente las alucinaciones visuales. Así, estos enfermos dicen ver personas o animales inexistentes.

Al principio las alucinaciones son de muy corta duración y baja frecuencia; además, el paciente comprende que no son visiones reales, de manera que pueden tolerarse bien. Pero poco a poco las alucinaciones se hacen más persistentes y el enfermo pierde el sentido de irrealidad, de forma que percibe las visiones irreales como auténticas. Pueden llegar a ser terroríficas y causar miedo y agitación.

Un tercer aspecto diagnóstico es que las manifestaciones clínicas (la confusión, las alucinaciones, etc.) fluctúan de unos meses o semanas a otros, de unos días a otros o incluso dentro del mismo día. Finalmente, los enfermos pueden desarrollar algunos signos parkinsonianos.

El diagnóstico de la enfermedad se basa en las manifestaciones clínicas arriba descritas, aunque determinadas pruebas (DAT-sacan, RM cerebral, etc.) pueden contribuir a establecerlo.

Hay una relación entre tres enfermedades: DCLw, enfermedad de Parkinson (EP) y enfermedad de Alzheimer (EA). Así, en ocasiones las lesiones cerebrales características de la DCLw coinciden en el mismo paciente con las lesiones típicas de la EA y ambas contribuyen al cuadro clínico final. Otras veces, enfermos con una EP típica pueden, finalmente, presentar una demencia; en estos casos se habla de demencia de la EP.

El tratamiento de la DCLw consiste en dar un inhibidor de la acetilcolinesterasa, por ejemplo la rivastigmina. Si las alucinaciones son perturbadoras hay que dar un antipsicótico. Es muy importante saber que los neurolépticos más utilizados, como el haloperidol o la risperidona, están contraindicados, de forma que es necesario utilizar otros antipsicóticos más modernos que carezcan de esos efectos adversos en estos pacientes.

El médico neurólogo de Sevilla, Román Alberca Serrano, cuenta con más de 30 años de experiencia en el diagnóstico de demencias y otras enfermedades neurológicas. Consúltale ante cualquier duda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *